El sector audiovisual y cinematográfico de Andalucía ha exhibido su visto bueno a la Ley del Cine que el Parlamento de Andalucía aprobó por unanimidad el pasado día 20 de junio. Es una norma “pionera y referente a escala nacional, creada por el sector, para el sector y con el sector de nuestra tierra”, según el consejero de Cultura, Miguel Ángel Vázquez. El sector audiovisual y cinematográfico registra en Andalucía 625 empresas, según fuentes oficiales.

Durante una breve comparecencia ante la Cámara, tras el debate final del Proyecto de Ley, Vázquez ha explicado que el texto normativo dota al sector de estabilidad, facilita la producción, distribución y exhibición de obras cinematográficas, fomenta los rodajes y ayuda a la internacionalización de nuestro cine, promueve un cine accesible y comprometido con la igualdad, garantiza la financiación, estimula la inversión y protege nuestro patrimonio cinematográfico, además de fomentar la educación en materia de cine e impulsar la formación y acercar el cine a la ciudadanía.

“Asistimos a un momento histórico para la cultura en Andalucía en general y para el sector del cine de nuestra tierra en particular”, afirmó el consejero, que ha añadido que Andalucía cuenta con una buena base, “un sector lleno de talento y futuro, reconocido y premiado a nivel nacional y en todo el mundo, y a partir de ahora, contará con una excelente herramienta para seguir avanzando y creciendo de la mano del cine y de la cultura”.

La nueva norma compromete un marco financiero por importe de 48,7 millones de euros hasta el año 2022 en ayudas y acciones de promoción y difusión, tratando de garantizar un sistema de financiación estable a través de la Cartera de Recursos Económicos para la Cinematografía y la Producción Audiovisual.

 Entre sus novedades, incluye la Estrategia Andaluza para el Impulso de la Industria Cinematográfica y Audiovisual. Además, establece medidas para impulsar la alfabetización audiovisual, acercar la creación cinematográfica a las aulas, incrementar la presencia activa de las mujeres en la industria, favorecer los rodajes en la comunidad, incorporar el sector en las políticas autonómicas de internacionalización y reforzar la protección del patrimonio audiovisual de Andalucía.

Finalmente, otro de los objetivos de la nueva Ley es el apoyo a la exhibición y a la creación de nuevos públicos, que incluye ayudas para incentivar la digitalización de las pantallas de cine. Prevé también la creación de una red cultural de salas de cine para la difusión de obras andaluzas y europeas de calidad.